• Home
  • -
  • ¿Que revisar en una prueba de manejo?

¿Que revisar en una prueba de manejo?

A la hora de comprar un auto debemos revisar todos los requisitos para un crédito, que el auto esté en buenas condiciones, los pagos que debemos realizar, pero nos olvidamos de un detalle que es muy relevante, la prueba de manejo.

Todas las marcas y todas sus agencias están obligadas a brindarte una prueba de manejo gratuita. Este es el momento ideal para revisar el modelo de auto que estás a punto de comprar. Aquí te diremos en qué factores debes prestar especial atención para averiguar si estás eligiendo el auto correcto.


Contrata un arrendamiento y consigue tu auto. En Nexu te ofrecemos la opción de arrendamiento automotriz con los mayores beneficios para deducir impuestos. Cotiza en www.nexu.mx y conoce la experiencia de nuestros clientes.


Revisa el precio del auto
¿Tu presupuesto te alcanza para elegir ese auto?, toma en cuenta algunos costos extras antes de sacar tu auto de la agencia. Toma en cuenta que estos gastos dependen mucho de la marca, modelo, año y precio del auto que elijas.

Todo esto lo deberías de hacer previo a la prueba de manejo, para que no pierdas tiempo en probar decenas de autos que jamás vas a comprar.

Al subir al auto
Elegir auto se podría comparar mucho con ir de compras a una boutique de ropa, dependerá mucho los gustos y necesidades de cada quien. Te compartimos algunas preguntas que debes hacerte antes de elegir un vehículo sobre otro.

¿Al entrar, estás cómodo en el asiento?, la puerta y los asientos te permiten entrar y salir con facilidad?

¿El espacio del asiento y el tablero es suficientemente grande para tus piernas?, ¿el alto del vehículo te permite estar sentado de forma erguida sin rozar el techo? En este punto es importante revisar la misma situación en los asientos traseros.

La mayoría de los autos permiten deslizar los asientos hacia atrás, revisa que en caso de hacerlo quede un espacio amplio en los asientos traseros.

¿La posición del asiento, se ajusta para que puedas controlar correctamente el volante y los pedales y el cinturón se coloque de buena forma

¿El asiento es demasiado alto o bajo?, ¿te sientes cómodo para conducir con esta posición? En caso de que no, ¿se puede ajustar el asiento a una posición más cómoda?

¿Los controles del volante y tablero son claros y fáciles de utilizar? ¿Los espejos laterales y el retrovisor son funcionales y puedes manipularlos fácilmente?

Por último, revisa el maletero. ¿Es lo bastante grande para que quepan las cosas que transportas con regularidad? Piensa por ejemplo en la compra de la despensa, ¿cabría en la cajuela? Revisa qué espacio en la cajuela queda si abates los asientos.

Revisa los sistemas de infoentretenimiento con los que el auto funciona, prueba los controles, prende el aire acondicionado, la calefacción, conecta tu celular en los puertos de entrada.

Investigar sobre el auto
En primer lugar debes de tener en tus manos la mayor cantidad de información posible para que sepas con qué sí y con qué no cuenta el vehículo en el que te vas a subir. Ármate con datos antes de subir a ningún coche y pregúntate si es tu auto ideal.

Para hacerlo debes de hacer una lista de cualidades imprescindibles que debe tener el auto que elijas. Después, considera qué otras cosas te gustaría que tuviese. Se trata de cosas sin las que podrías vivir, que no pondrían fin a un acuerdo por el coche.

En la prueba...
Lo más común es que en la pruebas de manejo, sea el vendedor quien maneje el auto y te hable maravillas sobre el auto. Deja los elogios atrás y presta atención a los ruidos, facilidad en el manejo de los controles, por todo esto no es recomendable escuchar música en una prueba de manejo.

Cuando sera tu turno para tomar el volante, conduce donde tu creas más conveniente, por lugares similares a donde circulas normalmente. Por ejemplo, si conduces en caminos de bajada, intenta buscar una calle similar y prueba los frenos y la estabilidad.

Cuando enciendas el auto, presta atención a cómo arranca el motor si le cuesta trabajo o se apaga. El motor siempre te dirá la verdad de cómo es su estado de salud.

Mientras estés conduciendo, revisa los siguientes puntos:

  • Aceleración.
  • Ruido del motor.
  • Cambio: ¿Sube o reduce rápido de marchas? ¿Es el recorrido de la
    palanca largo o corto? ¿Es la relación de las marchas adecuada?
  • ¿Es la potencia suficiente a altas y a bajas revoluciones?
  • Frenos: Al pisar el pedal debes sentir que el frenado es firme.
  • Dirección: ¿Es fácil colocar el coche para tomar la curva? ¿Es
    preciso?
  • ¿En las curvas se balancea mucho? ¿El peso del coche provoca
    inercias que obligan a corregir la trayectoria?
  • Suspensión ¿es dura, notas mucho las imperfecciones de la vía o muy
    blanda, cómoda pero hay balanceos peligrosos.
  • Comodidad del asiento y ergonomía. ¿Te mueves en el asiento una vez
    que está en marcha o “abraza” bien tu cuerpo?
  • No ignores los sistemas de seguridad del auto durante la conducción, de esta forma te
    familiarizarás con el sistema. Avisa al conductor que vas a probar la aceleración y los frenos del coche de forma contundente un par de veces.

Si revisas estos puntos podrás tener una prueba de manejo exitosa y tener la suficiente información para tomar una decisión acertada sobre qué auto elegir.

¿Quieres comprar un auto?, la mejor forma de obtenerlo es con un arrendamiento automotriz. En este esquema puedes deducir de impuestos los pagos del auto y gastos de mantenimiento.

En Nexu te ofrecemos un plan de arrendamiento personalizado a tus necesidades. Conoce cómo trabajamos y solicita una cotización en www.nexu.mx.

Imagen: Pinterest