• Home
  • -
  • Todo lo que debes saber antes de iniciar tu propio negocio

Todo lo que debes saber antes de iniciar tu propio negocio

Muchos queremos iniciar nuestro propio negocio pero no tenemos la mínima idea de cómo hacerlo. Como una guía práctica, en este artículo te compartiremos algunos consejos para que sepas cómo emprender un negocio propio.

Antes de comenzar te quiero comentar que iniciar un negocio es una suerte de pasión, constancia e inteligencia. Las personas que dicen “busca tu pasión” no se equivocan pues si trabajas en una actividad que te apasione muy seguramente buscarás cómo mejorar todo el tiempo pero también debes de ser constante e inteligente para impulsar a tu negocio a un buen puerto.

Desarrolla tu idea de negocio
Identifica una oportunidad clara de negocio. Si pretendes iniciar un negocio debes de tener claro el servicio o el producto que vas a ofrecer. Nunca inicies un negocio en el cual no tengas experiencia solo porque está de moda o pienses que vas a ganar mucho dinero.

Siempre elige un negocio viable, en el cual ofrezcas un servicio o producto que la personas necesiten y mejore sus vidas.

Sé flexible para adaptar tu idea inicial. Si bien debes de tener una idea clara de tu negocio, no debes de ser demasiado rígido y no querer hacer ningún cambio a tu servicio o producto. Para emprender un negocio exitoso deberás ser flexible, siempre que no cambien la esencia de tu negocio cualquier cambio necesario, será positivo.

Pregúntate, ¿es viable mi negocio? Haz números, revisa el mercado, el equipo que vas a necesitar, la inversión inicial. ¿Puedes cubrirla, de qué forma lo vas hacer?

Desarrolla un plan de negocios. Un plan de negocios es un documento en el cual explicas cuál es el giro de tu empresa, cómo va a funcionar y de qué forma vas a obtener ganancias.

Este documento también te servirá para atraer inversores y nuevos colaboradores. Siempre lo podrás mejorar pero debes tener claro el giro, los procesos principales y los canales de ganancias.

Identifica a tus clientes. Si no hay clientes no hay negocio y debes de conocerlos a fondo. Saber sus gustos, costumbres, la forma en que se expresan, nivel socioeconómico. Toda esta información te ayudará para saber cómo dirigirte a ellos y perfeccionar tu producto o servicio.

Revisa la legislación. Uno de los pasos para iniciar una empresa más importante es revisar el marco legal del mismo. Identifica limitaciones, pagos, impuestos y demás restricciones que podrían afectar tu negocio.

Busca un lugar dónde trabajar. Si tienes oportunidad, busca una oficina que cumpla con todas las necesidades para desarrollar tu labor. De no ser así, puedes trabajar desde tu casa siempre y cuando elijas un lugar destinado únicamente para esta tarea, lejos de distracciones.

No debes de empezar con el mayor ingreso. Una limitante muy común que los emprendedores se imponen a sí mismos es crear que para iniciar un negocio se necesita tener un presupuesto muy amplio. No es así, debes identificar prioridades y sólo evitar gastos o lujos innecesarios.

Costos antes de empezar
Establece un presupuesto. Haz un presupuesto del costo inicial para emprender tu propio negocio. Toma en cuenta equipo de cómputo, personal, oficinas etc.

Determina los costos. Los costos de operación deben estar muy claros en tu mente. En un principio no vas a recibir muchos ingresos y debes de ser capaz de solventar los gastos que se generen en la operación de tu empresa.

Busca recursos gratuitos. No se debe pagar por todo, tal vez puedes trabajar desde tu casa y utilizar recursos gratuitos para trabajar con varias personas. Tal vez sea una buena idea, crear una fan page gratuita en Facebook en donde promociones tu negocio.

Deduce impuestos. Como empresa tienes la oportunidad de deducir impuestos y recuperar un porcentaje considerable de tus gastos. Por ejemplo, si para tu labor necesitas un auto, puedes adquirir el vehículo por arrendamiento y deducir la renta mensual y gastos como la gasolina y el seguro.

Compra un seguro. Si ya tienes una buena inversión en equipo de oficina y cómputo, contrata un seguro adecuado para tu empresa que te proteja ante incidentes.

Identidad de tu marca
El nombre de tu empresa. Elige el nombre de tu empresa que refleje la identidad de la misma y de los servicios y/o productos que vas a ofrecer. Puedes hallar consultores que te asesoren para elegir un nombre llamativo en tu ramo y que inspire confianza.

Registra el nombre. Una vez que tengas el nombre de tu empresa, asegúrate de registrarlo y de ser posible compra los dominios en Internet.

Identidad corporativa. A menos que sean diseñador, deberás solicitar el apoyo de un especialista para desarrollar tu identidad corporativa.

Tu identidad corporativa, se refiere al logo, los colores de tu marca, tipografías, el tono cómo te vas a comunicar, tal vez hasta un eslogan.

Muestra tu producto y/o servicio al público. Una buena forma de emprender un negocio exitoso es mostrar tu producto o servicio al público antes de lanzarlo. Será una retroalimentación muy valiosa que te permitirá mejorar el servicio y/o producto.

Escucha a gente con experiencia
Toma el consejos de inversionistas. Las críticas más valiosas que puedes obtener son de posibles inversionistas. Se trata de personas con experiencia y están interesadas en arriesgar su capital en tu negocio, por lo tanto quieren que tengas éxito.

Acepta críticas y haz las mejoras que te piden los inversionistas. No sólo escuches las críticas de los inversores. Debes de analizarlas y ver qué mejoras puedes realizar.

Prepara las reuniones con clientes e inversores. No improvises, siempre prepara las reuniones con tus inversores y clientes para evitar contratiempos.

Ten claro objetivos de las juntas. Cada reunión con clientes o inversores debe ser productiva. Para lograrlo ten en claro el objetivo de cada junta y siempre busca cumplirlo. Si tocan otros temas puedes proponer revisarlos al final o en otra reunión.

Ignora a personas negativas pero analiza las críticas. Un reto muy grande al emprender un negocio propio es lidiar con las críticas destructivas y que sólo te quieren perjudicar. Mantente seguro de tu negocio, si lo planeas de forma correcta no hay motivos para hacer caso de más a críticas de este tipo.

Encuentra inversión
Busca a líderes en el mercado. Para iniciar un negocio debes de conseguir una inversión inicial. Más allá de los préstamos y los créditos, necesariamente requieres de inversores.

Una buena idea será buscar a empresarios que hayan iniciado desde cero o bien a líderes del mercado interesados en expandir sus negocios.

Cede acciones. Si un empresario adquiere una acción de tu empresa debe de ser motivo de alegría no de preocupación. Una persona se interesó en tu negocio lo suficiente para invertir en él, lo que debes hacer es buscar más. No estás perdiendo tu empresa, sólo está creciendo.

Ofrece un servicio impecable
Ve más allá de las necesidades de tus clientes. Si tienes la posibilidad, ofrece promociones, productos o bien horas de servicio extra a tus primeros clientes para findelizarlos a tu marca.

Ofrece un servicio ágil y rápido. En la actualidad una de las claves del éxito de un negocio es que sea rápido. Debes de tener muy en claro la logística de tu servicio y ofrecer la mayor rapidez y agilidad que puedas.

Renuévate constantemente. Sin perder tu identidad renueva tu marca siempre que te sea posible. Ofrece nuevos productos o servicios que mejoren la experiencia del cliente.

Mantén al día tus redes sociales. El marketing digital se vuelve cada vez más importante es por eso que debes de tener presencia en Internet y tener la mejor reputación posible en este medio.

Crea un sitio web. Invierte en comprar un dominio con el nombre de tu empresa y desarrolla un sitio funcional. En el sitio debes dejar en claro rápidamente el servicio que ofreces, qué te hace diferente a tu competencia y los medios de contacto.

La competencia es buena. Saber qué hace tu competencia, aprender de sus errores y aciertos puede ser una forma de beneficiarse. Nunca hables mal de tu competencia, enfócate en mostrar las virtudes de tu servicio o producto, antes de darles publicidad a ellos.

Que tus clientes te recomienden. Hoy en día un paso para mantener un negocio exitoso son las recomendaciones de tus clientes. Es por eso que debes fomentar en tus clientes la costumbre de recomendarte con un comentario en redes sociales, enviar cupones de descuento o de boca a boca con sus conocidos. También es importante manejar las malas críticas que pueden espantar a futuros clientes.

Ofrece un servicio impecable. Para conseguir recomendaciones y buenos comentarios debes de dar un servicio perfecto en la medida de los posible, aceptar las críticas y siempre solucionar los problemas que surjan.

Funcionamiento interno de tu empresa
Contrato a empleados que sumen a tu negocio. Encuentra a personas capaces y diversas que te ayuden en tu negocio. Mantén un equilibrio entre personal con experiencia y gente joven, también te ayudará para no exceder tu presupuesto en la nómina.

No busques personas como tú. Elige a personas que piensen de forma diferente a ti, pues serán ellos quienes confronten tus ideas. De esta forma vas a mejorar tus ideas o bien corregir errores a tiempo. De cualquier forma, siempre vas a ganar si tienes personas con diversidad de pensamientos.

Asigna responsabilidades y procesos. Si contratas a gente capacitada permíteles hacer su trabajo, si es gente joven, prepáralos y dales la oportunidad de aportar ideas frescas. En todo mantén claros las responsabilidades de cada quien y la forma en que van a trabajar.

La honestidad ante todo. Las personas siempre van a agradecer si eres honesto con ellos, por eso debes de fomentar la honestidad en tu negocio.

Mantén el control de tu empresa
Ten registro de egresos e ingresos. Siempre debes de designar a una persona capaz para llevar la contabilidad de tu empresa. Tener en claro cuáles son tus gastos e ingresos es clave para todo negocio exitoso.

Puedes trabajar desde tu casa. Si no cuentas con el capital suficiente o no se producen las ganancias suficientes al principio para rentar una oficina, siempre puedes trabajar desde tu casa.

Sé paciente con los resultados
El éxito no llega de la noche a la mañana. Siempre ten paciencia en cuanto a los resultados. El éxito no es fácil y debes de pasar por muchas experiencias antes de tener una estabilidad y conseguir ganancias.

Asegúrate de cobrar por tus servicios. Es cierto que al iniciar un negocio es difícil exigir de más a clientes y proveedores pero nunca debes de dejar de cobrar por tus servicios. Dales plazos claros y varias formas de pago para que no haya pretexto para no pagarte.

Tu confianza y energías son lo más importante
Por último, debes saber que una de las claves principales para emprender un negocio es tener confianza en ti mismo y en tu negocio.

Pide el apoyo de tu familia y amigos. El apoyo de tu familia puede ser de gran ayuda en el momento de emprender un nuevo negocio. Son las personas más honestas sobre tu trabajo y las mejoras que puedes hacer.

Rodéate de personas que te apoyen. Además de tus amigos y familia, rodéate de personas que tengan el mismo entusiasmo para iniciar un negocio o ya lo hayan hecho. Tendrán mucha experiencia que compartirte y los intereses serán muy similares.

Descubre tus habilidades. No puedes empezar una empresa de cero, debes conocer la industria en la cual te vas a desarrollar. Para ello es necesario que conozcas tus habilidades, tengas claros los conocimiento y en qué eres talentoso.

Administra tus tiempos libres. El descanso y la relajación es muy importante cuando emprendes un negocio propio, no todo es trabajo y por muchos pendientes en la agenda siempre debes procurarte un buen descanso.

Si elegiste emprender un negocio que te apasiona tal vez necesites menos tiempos de relajación pues el trabajo mismo te relaja pero debes evitar saturarte. Descansar la mente siempre hará que las ideas fluyan y resuelvas problemas.

El último en recibir un sueldo. Cuando inicias una empresa debes estar consciente que serás el último en ver las ganancias pues estás trabajando por algo más valioso a un sueldo y es crear TU propia empresa.

Siempre es más sano finalizar algo que no da frutos. Es cierto, es muy difícil aceptar que tu empresa no funcionó pero es mejor terminar antes de desgastarte de más.

Es muy importante decir que no debes de rendirte hasta haber agotado todas las posibilidades, después de haber errado una y otra vez, antes NO.

Recuerda que el fracaso sólo sucede si no te vuelves a levantar. Los errores son parte del éxito, no puedes triunfar sin caer antes porque siempre será necesario aprender a levantarte.

Finalizar una empresa que no funcionó no es un fracaso, sólo es un aprendizaje más para hacer las cosas mejor en la siguiente ocasión que decidas emprender tu propio negocio.

Confía en ti. Finalmente, te queremos decir que la confianza en ti mismo es de vital importancia pues serás tú quien transmita la energía a tu equipo de trabajo y quien debe agotar todas las posibilidades para tener un negocio exitoso.

¿Tu empresa necesita un auto? contrata un arrendamiento y deduce las rentas mensuales y los gastos como el seguro y la gasolina.

En Nexu te ofrecemos puedes hallar la mejor opción arrendamiento, además te brindamos la asesoría de un experto durante todo el trámite.